PROBLEMAS DE LOS PIES: PIE DIABÉTICO

Las personas con diabetes tienen una mayor tendencia a desarrollar sequedad cutánea y con ello callosidades, grietas y fisuras.

Los pies y la diabetes

A largo plazo, la diabetes puede causar ciertas complicaciones, entre ellas el problema del "pie diabético". Este problema, sigue siendo muy poco conocido, pero está mucho más extendido de lo que pensamos.

El "pie diabético" es un problema grave de salud y las personas con diabetes deben prestar especial atención al cuidado de sus pies, ya que pueden sufrir lesiones que se infectan con más facilidad y cicatrizan peor que en las personas sin diabetes. Es por esto que es más probable que los pies de un diabético tengan callosidades, grietas y fisuras.

Si no se toman ciertas precauciones, en el pie de un diabético, las pequeñas lesiones que parecen sin importancia pueden terminar en una infección grave o en mayores complicaciones.

Causas

El exceso de azúcar en la sangre es tóxico y, entre otras cosas, daña las arterias. Esta es la razón por la que el pie en el diabético es una parte frágil y vulnerable que hay que vigilar de cerca.

El pie diabético: lo que necesitas saber

Se nota generalmente un aumento de la sequedad de la epidermis, lo que puede causar grietas y fisuras. Además, a raíz de un deterioro de los nervios (o "neuropatía"), el pie del diabético puede volverse menos sensible, por lo que el paciente puede hacerse daño sin darse cuenta. El calor y el frío también se sienten menos. Además hay riesgo de ulceración.

Una lesión mínima, inofensiva en una persona sana, puede tener consecuencias muy graves para una persona con diabetes (infección, úlceras y abscesos) por lo que es importante segur ciertos consejos para mantener los pies sanos.

Siguenos en