LA DRA. KRISTIN KANJA CONTESTA A TUS PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL CUIDADO DE LOS PIES

A lo largo de nuestras vidas, nuestros pies nos llevarán hasta 4 veces alrededor de la Tierra. Nuestros talones y plantas del pie soportan tres cuartas partes de nuestro peso corporal. Este es un gran esfuerzo, que por supuesto, deja sus huellas. Por eso es importante cuidar bien de los pies.

Nuestra dermatóloga Dra. Kanja explica cómo prevenir la formación de durezas y cuidar de los pies durante todo el año, pero especialmente en verano.

 

¿Cómo preparo mis pies para el verano? ¿Qué cuidados debo seguir?

Hay un consejo muy sencillo: hay que caminar descalzo más a menudo ya que esto aumenta el riego sanguíneo. Cuando camina descalzo, estimula las zonas de reflejo en las plantas de los pies y relaja la musculatura. Es importante, además, un tratamiento hidratante frecuente e intenso con el uso de productos para suavizar durezas, como la urea.
 

¿Qué partes del pie necesitan un cuidado intensivo?

Las partes que más sometemos a esfuerzo mecánico son los talones y las plantas de los pies. Se pueden formar grietas dolorosas e inflamaciones en estas zonas. Por eso deben cuidarse intensivamente estas zonas. Más información de pies con grietas.

 

 

 

¿Cuál es la diferencia entre callos y grietas?

Las grietas son fisuras con forma de columna que se producen por una carga continuada, como por ejemplo en caminatas o movimientos de larga duración con zapatos estrechos y cerrados. Los callos se producen, entre otras cosas, por una presión constante fundamentalmente en zonas óseas. La piel produce más células y se forma una capa con células muertas y duras que sirven como mecanismo de defensa del cuerpo. Los callos se suelen forman en los talones y en la planta de los pies y son de un color marrón amarillento. Si no se tratan, a la larga pueden ser muy dolorosos o agrietarse, e incluso tener otro tipo de consecuencias. Más información de pies con durezas.

 

¿Cómo me puedo deshacer de las durezas y los callos con cuidado?

Zonas de roce y sobrecarga hacen que se formen los callos en los pies. Para que no se conviertan en grietas dolorosas, se deben quitar los callos raspando, exfoliando y limándolos frecuentemente. A menudo basta con poner los pies en remojo y luego usar una piedra pómez. Para terminar el tratamiento se debe aplicar una crema muy hidratante para pies.

 

 

¿Cómo se puede reconocer una buena crema para pies?

La crema ideal es aquella que proporciona suficiente hidratación y que, a la vez, trata la piel seca y agrietada de las plantas de los pies con lípidos. Una buena crema de pies cuenta con agradables componentes refrescantes.

 

 

 

¿Cómo puedo evitar los pies sudorosos?

Si tiene los pies húmedos en verano, puede darse un baño de pies con extractos que frenan la sudoración- como por ejemplo la corteza de roble o hamamelis (nuez mágica). Con su aplicación frecuente se reduce considerablemente la producción de sudor en los pies. También hay productos específicos con sales de aluminio que reducen y previenen la sudoración excesiva de los pies.

¿Qué productos son más efectivos contra el mal olor?

El olor de pies viene de la descomposición del sudor por parte de las bacterias. Un lavado frecuente con productos jabonosos es la clave para evitar el mal olor. Descubre los remedios contra el mal olor en la sección pies con sudor.

 

 

Cortar o limar ¿Qué es lo mejor para las uñas de los pies?

Primero hay que cortar las uñas y luego limar los bordes.

 

 

¿Qué es lo más importante para las uñas en verano?

Si se pintan las uñas, no debe usar quitaesmalte de uñas que contenga acetona pues las reseca.

Siguenos en